viernes, enero 22

Besos

Dame un beso. ¡Ay, qué pesado! Te voy a echar de menos, ¿lo sabes? Enseguida se te pasará. Igual no. Seguro que sí, no te rías, te lo digo en serio, siempre estás igual y luego en un par meses me odiarás de nuevo. Nunca te he odiado, boba. ¿No?, yo a ti sí. Idiota. Idioto. Dame un beso. ¡A que me bajo del coche! Bájate, ¿a ver cómo eres capaz de volver a casa? Vale… no me bajo. Pero qué paciencia tengo, txiki. ¿Paciencia?, ¡paciencia la mía! Dame un beso y te perdono. ¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja!, ¿cómo eres así? ¿Así cómo? Así de pesado. Seguro que tú también me echas de menos. Bufff, ¡para nada!, ¿no ves que no tengo tiempo para eso? Pero si te pasas el día llorando en ese pueblo americano. Llorando de alegría, no te confundas… ¡de verdad!, ¡no te rías! Dame un beso. ¡Pásate el semáforo en ámbar!, temo por mi integridad física si te paras. Oh… lo siento, se puso en rojo. ¡Las manos en el volante! Dame un beso. Ni te me acerques…
Pero se acercó. Ella se rió y se dejó abrazar. Él le acarició la nariz con los labios. Ella se escondió entre su cuello. Aspiró su olor, ese olor tan a él. Le mordió el lóbulo de la oreja y le susurró mimosa:
—Pídeme un beso…
—Ahora no, cuando vuelvas —dijo sonriendo venganza.
—Dame un beso, dame un beso para llevármelo… —suplicó entonces ella, echándolo ya de menos.

7 comentarios:

mai dijo...

Ayyyyy!!! como diria una amiga... QUE POTXOLIS!!!! bess

Pedro dijo...

Dame un beso, anda, dame un beso... jeje ;)
(Un saludo a todos los que estáis al pie del cañón siguiendo a Elvira)

lopillas dijo...

Irayo, Elvira!
Ya veo que los relatos cortos se te dan igual de bien que los largos que se hacen cortos jeeje
Una gozada siempre
Besitos muchos

Elvira Rebollo dijo...

Irayo, Lopillas!! Mai y yo empezábamos a echarte de menos.
Pues sí, ando experimentando con relatillos cortos, a ver qué sale.

Pedro, bienvenido al blog! ;-)

I me mine dijo...

la foto que has puesto es,sin duda,el mítico beso

ma dijo...

ay! carne de pollo Pao! es que me meto en el papel!
gracias y un besazo (vale no es lo mismo pero es un besoooo....)
Mua

Abilio dijo...

Es que cuando más se echa de menos a alguien es justo en el momento del último beso antes de la despedida...
Un beso, ea, que no se diga.